MAS DE 100 AÑOS DE HISTORIA

Las siglas BH son, desde hace más de un siglo, sinónimo de bicicletas, ciclismo y espíritu deportivo y de superación. Con BH muchos niños han dado sus primeras y vacilantes pedaladas y, también, míticos ciclistas han forjado su leyenda sobre alguna sus bicicletas.

 

La andadura industrial de BH (Beistegui Hermanos) nace en 1909 en la villa armera de Eibar (Guipúzcoa, España) fruto del genio y del espíritu emprendedor de tres hermanos: Cosme, Domingo y Juan Beistegui Albistegui.

 

La empresa, inicialmente dedicada a la fabricación de armas, dio un giro de 180 grados tras la primera Guerra Mundial y se consagró a dotar de un rápido, cómodo y económico medio de transporte a los vecinos Eibar. El resultado fueron unas bicicletas muy ligeras, ágiles y fiables.

 

Ese fue el nacimiento de uno de los iconos del ciclismo actual y una de las marcas más consolidadas y exitosas. A partir de ahí, y fruto de sus avances tecnológicos y de su compromiso con el deporte, se han sucedido los triunfos deportivos y las múltiples innovaciones que BH ha aportado al mundo de la bicicleta.

En 1935, BH ya estaba firmemente asentada en el escenario ciclista español. El equipo BH, con uno de los mejores corredores del momento, el belga Gustave Deloor (1913 - 2002), ganó las dos primeras ediciones de la Vuelta a España, en 1935 y 1936. En total, BH registra siete Vueltas a España, la última de ellas en 1986 de la mano de Álvaro Pino. En esa edición, el equipo Zor-BH, también se alzó con la clasificación por equipos.

 

Otro de sus históricos triunfos lo logró Fede Etxabe en 1987 al lograr la victoria de etapa en el Tour de Francia en el mítico Alpe d’Huez, siendo el primer español en inscribir su nombre en una de sus 21 curvas. En fechas más recientes, BH ha sido proveedor de varios equipos ciclistas como Liberty Seguros o AG2R.

Paralelamente a los éxitos deportivos, BH también fue creciendo e internacionalizando su actividad.

 

En 1959, BH trasladó sus instalaciones a Vitoria, a una planta más grande y moderna desde la que ha desarrollado bicicletas y componentes de alto nivel para todas las disciplinas del ciclismo: de carretera, de montaña, todo terreno, eléctricas e incluso de fitness y elípticas. Sus innovaciones tecnológicas, como las NEO, los cuadros Ultraligth y Global Concept o la doble suspensión Lynx en las MTB, permiten que BH siga anticipándose a los tiempos para ofrecer las soluciones que demandan los amantes de las dos ruedas.

 

Tras más de 100 años de andadura, la familia Beistegui permanece al frente de BH manteniendo la filosofía de una empresa que sigue fiel a los valores que la alumbraron: innovación, investigación y desarrollo tecnológico; responsabilidad social y medioambiental; dinamismo, compromiso, confianza y fiabilidad, y, sobre todo, pasión por las bicicletas. Y, todo ello, con el objetivo de continuar.